miércoles, 7 de julio de 2010

LA LINEA COMO ELEMENTO DE EXPRESION PLASTICA

La línea: Es la hulla del punto móvil y, por consiguiente, un producto que obtenemos mediante una sucesión de puntos y con este movimiento se transforma de un estático en dinámico.

Cuando la línea se utiliza en obras de artes como elemento principal, tomando como base su capacidad de síntesis, su ritmo y la libertad con que el artista la traza, puede ser determinante en el estilo artístico.

La línea como elemento contractivo, define el contorno de la forma.

El valor expresivo de la línea se relaciona con la sensación, idea y sentimiento de observador.

Con la línea, el artista expresa volumen, movimiento y espacio bien determinado.

En algunas técnicas de las artes graficas, el trazado de líneas es básico.

Percepción de la línea

L a línea en la naturaleza no es visible por si solo se hace perceptible cuando limita el contorno de las hojas, flores, los animales, las montañas, las nubes

Percibimos elementos lineales como las ramas de los árboles, los cables del alumbrado. A veces trazamos líneas imaginarias entre puntos cercanos o distantes, o delineamos visualmente el contorno de las formas. La percepción de la línea en la naturaleza es similar a la línea geométrica cuando la relacionamos con el borde real de una superficie. Ejemplo: el contraste de blanco y negro. También la percibimos en la intersección de superficie. Ejemplo: el borde de una mesa. Una cuerda, un cable, son similares a la línea geométrica.

La línea como elemento de la composición

Cada tipo de línea posee un sentido psicológico especial, en correspondencia con las formas, y de acuerdo con las sensaciones que producen. La línea, según el sentido y la forma que tiene, expresa o dice una idea o sentimiento.

Línea inclinada: Emite la impresión de caída y descanso.

Línea vertical: Puede expresar esbeltez, espiritualidad…

Línea horizontal: Puede expresar paz, tranquilidad, el reposo y descanso…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada